12.1.13

A BUEN ENTENDEDOR


La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos.
Louis DUMUR
Pequeños aforismos

Que en un país europeo cuya población lleva tanto tiempo escolarizada se hable aún de izquierdas y derechas me asombra más que la triste generalización de la pobreza energética que obliga, verbigracia, al uso de abrigos y bufandas entre los alumnos para soportar el frío dentro de las aulas que no pueden ser caldeadas por falta de un presupuesto que se destina a a mejores fines, cuales son el sustento de zozobras financieras, terquedades eclesiásticas y aventuras monárquicas, por no mencionar los gastos consustanciales a la rapacidad de diecisiete cortes con sus estelas de almojarifes, prebendatarios y mamporreros palaciegos. Absteniéndome de querer ser malicioso, no me queda claro si el ejemplo citado se corresponde a una de las escandalosas premisas adoptadas para contribuir a un relevo generacional predominantemente analfabeto, o si apunta hacia una de las múltiples disfunciones introducidas a lo largo de varias décadas de experimentos educativos tan desafortunados para elevar el nivel de ilustración como eficaces en el fomento, gracias a la propaganda por el hecho consumado, de la astenia del sentido crítico, del miedo a la libertad de contrariar y de una severa atrofia de la capacidad de superación institucional, trastornos sin los cuales jamás hubiera podido acceder al control de la nación el actual gabinete de esperpentos. A semejanza de la ruina que sigue al abandono, la ineptitud de las masas se refleja en la insuficiencia de sus gobernantes...

Juicios de valor aparte, quien recurre a los obsoletos comodines bipolares para analizar una realidad política concreta se acerca al entendimiento de la misma como el niño que al preguntar por los enigmas de la procreación humana recibe por toda respuesta una evasiva alusión a cigüeñas procedentes de la capital francesa. Diestras y siniestras no establecen categorías morales de individuos ni cultivan campos ideológicos congruentes; por no servir, salvo a sus padrinos, ni siquiera son aptas para crear diferentes modos de ampliar el espíritu civil. ¿Qué son entonces? Para mí, una derrota del pensamiento que por inercia acomodaticia o encubrimiento de intereses poco plausibles las emplea a su conveniencia como referencias universales.

Representar las coordenadas que intervienen en un complejo socioeconómico sin incurrir en simplismos se me antoja labor impracticable dadas mis limitaciones académicas, pero con ánimo de esbozarlo de una forma menos burda que la ordinaria tricotomía izquierda-centro-derecha, propongo en el esquema una taxonomía tridimensional que ayudará a visualizar la relación entre los principales planos de un sistema donde el eje x sería la variable económica en función de la distribución de la PROPIEDAD, el eje y la variable política según la concentración de la SOBERANÍA y el eje z la variable cultural definida por la tendencia hacia la apertura o la estrechez del CONOCIMIENTO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons