1.7.13

DE MAPAS Y TERRITORIOS

Por mucho valor, sangre fría y humor que uno acumule a lo largo de su vida, siempre acaba con el corazón destrozado.
Michel HOUELLEBECQ
Las partículas elementales

Aditivados de inopias fungibles en el invernadero de la mala madrastra accesibilidad, la mayor parte de los humanos en cautiverio de metrópoli trastabillan en la vaharada de confusión que se extiende entre el por y el para de sus actos, persistencia fantasmal del troglotida bajo pátinas de sofisticación social. Sin desmerecer que los otros puedan servirnos de proyecto constructivo o deplorable pitanza, cuesta abreviarse a aceptar que uno mismo haya de ser —¡por Diógenes!— el motivo central, protagonista absoluto y motor primario al que remiten las morrallas de la obra vital, porque de yo a yo no hay nada, salvo una abstrusa ilusión de principio y el presagio seguro del fin de las ilusiones.

Uno hace lo que puede creyendo hacer lo que quiere hasta que el destino le revela lo que no puede; a partir de entonces, creerá hacer lo que debe, ni más ni menos. Entiéndase la vida como un mapa donde el recorrido está trazado de antemano de forma inabarcable, supeditado a la limitación de un desplazamiento que se define secuencialmente en un solo momento del territorio cada vez, lo que ocasiona la estrechez de un trayecto en perspectiva sobre el que se amontonan, pegote a pegote, las impresiones discontinuas de los sucesos.

¡Qué cansancio empujarse a ser lo que uno aprehende para aprehender lo que uno es! ¡Cuantas experiencias lisiadas de esfuerzos, desventuras y galleos por perseguir la supuesta exquisitez de realizarse cuando la perfección, caso de existir, no pertenece a este mundo!

No importa lo grande que seas si tus pensamientos no te superan; no hay mayor grandeza que reventar con tus pensamientos.

Something wrong with the universe del burlón Reey Whaar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons