27.7.13

STAY BEHIND

Las obras deben ser concebidas con fuego en el alma, pero ejecutadas con frialdad clínica.
Joan MIRÓ

Perdidamente densa por el ser de su no ser, la realidad me gusta tomarla rebajada, aligerada en su graduación de credibilidad, y con tanto desempeño me la preparo de este humor, que me llego a sentir menos real en lo hecho que en lo irrealizado. No real como ese esputo bituminoso de conciencia de sí que intranquiliza por no desprenderse jamás de allí donde cae, sino en el abandono constitutivo de ser hecho. Responsable de ese todo por hacer taladrado en cada parte de mis intrigas como si de una huella forajida se tratara, al acto le corresponde un rastro incorregible que refleja el estertor del suceso original y vengo a firmar con una especie de desvanecimiento, con un entero desdén por el alivio de saberme, en cierto modo ideal, impecablemente nulo.

El mundo no es mayor que el sujeto extraviado en él, pero este sujeto tampoco está solo en su naufragio. Si lo estuviera, el mundo sería menos amenazador, menos mundo, reverberaría en un estado coincidente de suspensión radicular y abrasiva caída libre. Así es la obra de Javier Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons