22.12.13

DEL DESACIERTO QUE UNE A LAS DERECHAS Y LAS IZQUIERDAS

Se ha debido únicamente a la aparición de la tecnología, y no al nacimiento de las ideas políticas modernas, la negación de la antigua y terrible verdad de que sólo la violencia y el gobierno sobre otros hombres podía liberar a unos cuantos.
Hannah ARENDT
Sobre la revolución

Como mi deseo fugazmente estrellado es ir sintetizando la excelencia no sólo desde el propio obrar, entre la mies meteórica hoy avento el dicterio por boca de Ortega y Gasset, para quien «ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral». Más allá del bien y del mal que conservadores, progresistas y otras aves en consorcio de mal agüero definen, a su muy cuestionable manera, según la táctica empleada a retaguardia de las variaciones formales sobre un tema repetitivo donde el Estado debe cumplir el papel de célula hospedadora y cada gobierno el de virus invasor, existe una lucha despiadada del objetivo autoritario contra el principio de libertad, de la tala colectivista contra el crecimiento individual, del igualitarismo contra la diferencia, de la publicidad contra la privacidad, de la movilización social contra el distanciamiento intelectual, de la edulcoración amnésica contra los hechos históricos, de la liturgia contra la ironía, de la norma contra la excepción, del adoctrinamiento contra la discrepancia, de la mercancía contra el espíritu, del rendimiento contra el conocimiento, de la perversión monetaria del valor de uso contra el uso singular de lo valioso, del desfile dogmático del pensar, en definitiva, contra la duda que es la danza misma del pensar, y para recorrer todas estas facetas del antagonismo, la dicotomía ideológica entre la derecha y la izquierda no sólo ha dejado de ser operativa cuando se trata de desvelar las actitudes que ocultan las palabras proferidas por cualquier militante —si es que alguna vez lo fue para otra cosa que monopolizar el cloqueo parlamentario—, sino que interfiere en la comprensión de su significado como el etiquetado comercial de un envase respecto al contenido.

Essentia Exaltata destilada por Madeline von Foerster. Aprovecho la apostilla para remitir al lector al aforismo 35 de la entrada De tripas el corazón haciendo antes una parada de rigor en el esquema glosado de A buen entendedor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons