8.7.15

HABLA EL MARFUZ

En un universo muy dinámico e inestable, la paranoia bien podría ser una verdadera sensibilidad hacia los hechos.
Terence McKENNA
Caos, creatividad y conciencia cósmica

¿Cuánto darías por adquirir sabiduría? ¿Un ojo de la visera, como cuentan que hizo Odín, el cazador de cielos? ¿Quizá una mano? ¿O incluso el latidor? ¿Qué más temes perder? Poco, en verdad, perderás si aceptas la desnudez central de tu ser, el orificio donde se funden tu génesis y tu disolución. ¿Seguirás afligiéndote por el ensueño que media entre ambas una vez exhumado el mensaje que nadie, salvo tú mismo, escondió debajo del primer recuerdo?

Familiar en sus ficciones e incognoscible en sus hechos, nuestra realidad debería ser juzgada no desde el apuro de asumir que hoy puede inserirse el último respiro, tampoco desde la perspectiva diáfana que otorga el lecho de muerte —como quiso incitar Huxley—, sino desde la posibilidad, nada remota, de que ya estemos finados.

Ella, más que cautiva de la bestia, parece haberla retenido para que él, itifálico en la lanzada, a través de su victoria la desflore. Primera versión de San Jorge y el Dragón pintada por Paolo Uccello.

2 comentarios:

  1. Dragonfly11/7/15 12:00

    Magnifica pintura, además, he de decirle que no le noto falto de inspiración, a mi francamente me hace trabajar de lo lindo buscando algunas cosas o referencias de sus textos, que me parecen francamente interesantes y curiosas. Sus dedos son hábiles y, su mente es infinita...gracias.

    ResponderEliminar
  2. Libélula amiga, me permitiré el relajo de no contravenir su juicio, que para mí es trago gustoso en la fuente, siempre insuficiente, de la alegría. Y no piense que espero la recompensa adicional de virtud que la modestia ansía sobre el mérito, tal hábito nunca ha sido moda en mi abadía, es que uno se ha hecho, mal que bien, a andar sobre las ascuas de la autoexigencia.

    ResponderEliminar

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons