13.1.14

OFRENDA

Dicen que la soledad es necesaria para alcanzar la santidad. Se han olvidado de que en la soledad la tentación es más grande.
Carlos FUENTES
Aura

Puede que no tenga el calor del pueblo que siempre me ha estorbado, ni llene la orla de reconocimiento a la que nunca quise ceñir mis hábitos creativos, pero soy un elegido. Me eligen quienes me honran leyendo lo que escribo, y me reeligen esos impensables indispensables, selectos entre los selectos, que perseveran en entenderme a pesar de las condensaciones heréticas de mi sintaxis disipada y, sobre todo, de lo bien que se entienden a sí mismos sin necesidad de mí, que con presunción de malentendido o por un sagaz desentendido redunda en mejor planteamiento para ambos términos de la ecuación. Como ha sido la afición al abismo la que me ha incitado a balizar con embriones de palabras mi peregrinaje por estas tierras crepusculares, me viene muy a propósito la observación de Ceronetti: «Si buscando una mano en la oscuridad encuentras un culo, piensa en la riqueza y en el misterio de la oscuridad».

La mocita hamletiana es hija de Glenn Arthur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons