17.1.14

LUCERNA DE ANATEMA

¡Ojalá vivas en una época interesante!
Maldición china

Para sentirme no ya íntegro de pro, sino la tersura de ser hombre, debo imaginarme como un dios sin culto, olvidado por todos o demasiado nuevo para tener nombre, al que ofenden las costuras de la vida criminalmente organizada por donde supuran normas los fervorosos de cualquier pasión consueta.

Conciencia, Judas de Nikolai Nikolaevich Ge.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons