5.2.13

TRIBUNO OVÁRICO

El sabio actúa por conocimiento, no por esperanza; confía más en el hueso que en la flor; acepta lo que tiene, rechaza las promesas futuras.
Lao TSÉ
Tao Te King

Más o menosculino según se me pretenda por delante o por detrás —hecha está la gracia—, por causa de las mujeres soy diestro en cometer y autoinculparme dos de las mayores tonterías cíclicas de mi existencia: la primera, darme en perder la cabeza por consquistarlas; la segunda, volverla a perder por dejarlas... Desdeñoso con la providencia malparida que me advierte siempre al prevenir la catastrófica deflagración, ¿qué clase de ser hubiera encontrado en mí de haberme temido el topetón con las excelsas necedades de estos extravíos? Sublime desdicha e insuperable profusión de alegrías, el amor es un juego que se torna indistinto de una guerra donde quien gana, se pierde; donde quien pierde, se desgana. Coaxial redención en su fase ascendente, derrite las almas que crúzanse por tocarse; asíntota condenación en la descendente, alejándose hasta el infinito las separa cuando se han buscado demasiado o demasiado poco se aciertan. Poderoso no por todo lo que extingue después de hacerlo resucitar, sino porque a raudales enloquece al prudente y ciega al loco con la inspiración de un delirio mejor, más próximo al absoluto, aun vencida sin rastro de convicción la duda entremetida, metomentódica, que el arrebato de amor merece, no me equivocaré al pregonar que nada lo iguala en ímpetus, paisajes, intrigas y defecciones: para vivirlo, hay que morirlo. 

Ahora sé que la principal diferencia entre varones y hembras es que pensamos igual lo que cada cual siente como suyo, lo que nunca será de nadie.

Siete tormentos como siete dagas o siete coños ultrajados desangran de ineluctables el corazón de La Dolorosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons