23.9.09

LA TORRE SOBRE EL CASTILLO


En cuanto a ti, ¡sigue tu naturaleza! Nunca te faltará razón para aceptar los más locos designios de tu corazón.
René BURDOVSKI
Tormentos liminales

Haga lo que haga, ya esté maltrecho o hecho un deshecho, una de las primeras lecciones que aprende el filósofo es la de bastarse a sí mismo, mientras que el hombre de acción se aviene normalmente con el denuedo de seguir o perseguir las ideas de otros, así que nada sabrá hacer sin hacer nada, tesitura que lo expone en su derrotero interno como un inútil espiritual.

Debemos más revoluciones a los individuos de gabinete y salón, que a los curtidos en barricadas y campos de batalla. Un pensador irreverente que sepa clavar su aguijón con elocuencia es más agresivo para los viejos valores que mil guerreros dispuestos a la subversión, quienes tal vez vez alcancen su meta sin necesidad de él, pero nunca la comprenderían si antes no la hubiera soñado por ellos...

Electrificando estas líneas en laboriosa meditación, Nikola Tesla constituye un perfecto ejemplo de genio independiente a quien los poderes fácticos contuvieron por temor a sus planteamientos, lo que tampoco ha sido un obstáculo para que sus hallazgos menos polémicos revolucionaran el mundo durante los últimos cien años.

1 comentario:

  1. No sabes lo bien que me sentó leer esta entrada. Repito lo dicho tantas veces, coincidimos tantas veces en el mismo puerto que es un alivio saber que habrá una cara amable saludándome desde otro barco.

    (Maravillosa la frase que sirve de epígrafe).

    ResponderEliminar

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons