20.11.13

LOS DEFENESTRADOS

Bajo nuestras máscaras somos dioses, dioses y monstruos, disfrazados de arrogancia, disfrazados de indiferencia.
Demian RECIO
Buenos samaritanos

El hombre no puede ser pensado desde el hombre, y que sus misterios retrocedan a medida que se los descubre nunca será una forma de resolver el problema, sólo de obligarlo a saltar por la ventana que se abre a un enigma mayor. El hombre únicamente puede dar fe ante sí mismo de las incógnitas que finge plantearse cuando de verdad pierde la fe en dar una respuesta concluyente a su condición.

Uno se ve mirando el esbozo Búho en una ventana gótica de Caspar David Friedrich.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons