26.9.11

EL CULO ES EL ESPEJO DEL ALMA



Nos sentimos tentados a cometer actos por los cuales hemos de ser insultados luego, cosas por las que han de ahorcarnos despúes, y, sin embargo, bien puede ser que el espíritu de las mismas sobreviva a todos los castigos, que dure, ¡vive Dios!, más que la soga con que nos ahorquen!
Joseph CONRAD
Lord Jim

Con mayor asiduidad de la que puede procesar mi jactancia, se me reprocha que tiendo a buscar la interpretación más retorcida de los hechos, y como testimonio demostrativo, se cita el comentario sobre el caso de una monja misionera que confesaba sentirse atribulada por hallar una satisfacción irresistible al hacer bien a los menesterosos y a quien juzgué, por ello, de muy deshonesta configuración anímica comparada con el sanguinario que admite llanamente, sin fisuras ni recovecos, sentirse dichoso por el mal que realiza de forma indiscriminada. Ninguna de las dos conductas referidas merecía mi aprobación, pero sigo encontrando más depravado el temperamento de la religiosa que parte de la práctica pública de la bondad moral para incubar un acontecimiento psíquico definido por esa gama repelente de emociones cuyo alimento es la culpabilidad. Existe una secreta lascivia en torturarse a sí mismo a castigo de contrapeso por el placer inmediato, y quien la cultiva digno es de ser calificado sadomasoquista aunque sea la víctima exclusiva de sus efectos y haya elegido la impecable apariencia de una causa humanitaria como estímulo inicial para dar rienda suelta a su vicio. Incluso al margen de todo concepto psicoterapéutico, desde una postura canónica que se conserve virgen frente a la milenaria inseminación farisea, ¿qué valor neto tienen las buenas acciones de alguien que se ceba en la voluptuosidad de sus pésimos sentimientos a través de los otros? ¿Es que tratar con atención y respeto a los más necesitados de cariño ha de ser un esfuerzo tan penoso que ante el menor síntoma de lo contrario deban dispararse las alarmas de la autocensura? ¿A qué tipo de personas autoriza el hábito compulsivo de esta secuencia perniciosa de piruetas para el corazón? ¿De verdad creéis que mi pensamiento es tortuoso, o roza lo inverosímil, solo por ser proclive a la denuncia de una sociedad movida por intenciones subrepticias donde la suspicacia ambiental hace fermentar la inseguridad del individuo cuando llega el momento decisivo de lidiar con sus afectos? No desmentiré las objeciones que sigo recolectando en los sitios menos predecibles, les concederé márgenes flexibles pensando que quizá sean ciertas y yo exagere, mas de poco me sirven para evolucionar en mi conocimiento porque no veo modo de explicarme el mundo que tengo delante si olvido que el cura siempre ha ido desnudo bajo la sotana. Quien esté libre de cristianismo que arroje la primera cruz.

Van Cleef & Arpels Diamond Bracelet X-Ray de Helmut Newton, el fotógrafo que mejor ha sintetizado la filosofía inagotable del cuerpo femenino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons