5.4.15

TRASLUCES DEL OJO CLÍNICO

Tanto la vida corporal como la psíquica cometen la indiscreción de arreglarse mucho mejor y de estar más sanas sin la moral convencional.
Carl Gustav JUNG
Arquetipos e inconsciente colectivo

Fabulada hasta en las fimbrias del reflejo pertinente donde yace obturada la presciencia, la flaqueza de unos acarrea la grandeza de otros. A despecho de su brillantez pesquisidora y sin sombra de demérito para su alta capacidad intelectual cocainizada en forma de trabajo inventivo a la par que profanador, Freud hubiera sido un señor don nadie, ignorado también por sus coetáneos, si en el cualquiera que uno es no existiera un oído dispuesto a auscultar lo peor de sí mismo con tal de adquirir importancia. El psicoanálisis jamás se hubiera convertido en la religión laica que ha llegado a ser en polémica sustitución de las precedentes de no haberse activado en un medio de cultivo como la escasez de identidad que aqueja a todos, grandes y pequeños, desde que el tótem dinero, y no la moral de una deidad decrépita o irremediablemente embalsamada en la falacia, define la regla universal según la cual se calcula en términos indefectibles el valor de una persona, esa máscara que habita en la caracola de su actuación como señora de la conciencia mientras los remolinos e irisaciones que no advierte en derredor la agitan a expensas de procurarle la satisfacción de un orden sentido.

Tanto de cara a la galería como en el diván del moderno confesionario, resulta más consolador reconocerse hospedador de hostilidades en busca de aceptación o instintivo capataz capaz de dar rienda laxa a actos terribles, aun como mero vicario de un inconsciente complejo, que mirarse en el espejo interior y no ver nada, salvo la mudez hueca del anónimo que nos devuelve, ojo por ojo, el testigo de una tediosa insignificancia.

Primeros dilemas del alma humanizada en Eva de Rita Vega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons