12.6.14

DE LOS PERVERSOS INDISPENSABLES

¿Cómo se vengará uno de sus enemigos? Aumentando las buenas cualidades propias.
Ibn GABIROL
Selección de perlas

El mayor ejercicio de cinismo del que recuerdo haber tomado nota en los últimos meses es la reciente decisión gubernamental de fiscalizar, de momento a título de contabilidad, las principales actividades ilegales del reino, aunque legítimas si nos atenemos a la oferta y demanda natural que las precede, tal es el caso del tráfico de drogas y la prostitución, sin que exista en paralelo intención alguna de despenalizarlas aun conociendo los beneficios innegables que una iniciativa de esta índole comportaría sobre el actual sistema de hipocresía institucionalizada basado en la prohibición de conductas que implican un intercambio voluntario de bienes y servicios entre adultos. Es evidente que no existe voluntad política de acabar con las mafias que controlan en la sombra de los hechos estos mercados, y brilla por su ausencia el interés por dotar de garantías civiles a quien carece de ellas tanto en la dimensión profesional como en la de usuario; lo que importa es redondear las cuentas públicas de la crisis sin alterar el modelo productivo de un sector muy lucrativo en el que es de suponer a no pocos cargos electos y autoridades próximas al gremio metidos hasta las trancas, por no hablar de las variadas y siempre oportunas formas de lubricar el herrumbroso aparato económico gracias a este y otros flujos clandestinos de dinero.

La verdad, no sé por qué me molesto en glosar el nuevo detonante de mi enfado: del caudillaje católico uno puede esperar de todo, salvo altura moral.

Sustituiría la bandera nacional por The Kama Sutra de Malika Favre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons