15.4.12

FORNITURAS O QUIZÁ MENOS



El hombre es reemplazado en todos los campos por la máquina no porque la máquina pueda hacer las cosas mejor, sino más bien porque todas las cosas han sido reducidas a lo que la máquina es capaz de hacer.
Theodore ROSZAK
El nacimiento de una contracultura

Una libertad que necesita patrocinadores para adquirir cuerpo de expresión solo es la metonimia perversa de una esclavitud a la que le sobran piezas de repuesto. En nombre de la austeridad y de otros viáticos para necios cuya mención es regateada por las autoridades, involucionamos del arcaizante pan y circo al distópico inmediato hambre y alambre. La transición de uno a otro modelo de envilecimiento no hubiera sido exitosa sin la intervención sistemática de un potente régimen propagandístico, definido por la voracidad comercial de lo caduco, donde las atrocidades de la verdad se someten, por defecto, a los excesos plásticos de una cirugía de urgencia a tenor de la cual lo cercano y lo remoto, lo actual y lo anacrónico, lo auténtico y lo simulado, lo bello y lo repugnante, se vuelven fácilmente permutables, entre la avalancha de inconfundibles confusiones, dentro una exhibición permanente de mentiras.

Aunque reacio por incrédulo desde que probé las alucinaciones de la experimentación política —quizá el coeficiente menos corrupto de un revolucionario intrínseco—, y a muy corta distancia de las dársenas de la resignación cuando inspecciono las expectativas para rebelarse de los más justamente encrespados, si esta novadora cruzada que los hacendados y cabildos recolectores del divide y vencerás llaman Crisis puede desgajar alguna oportunidad compartida, habrá de ser la activación revulsiva de la intemperancia para abrirse paso en la guerra psicológica que llevará al común de los angustiados hasta el extremo de tener poco o nada que perder y todo o casi por reconquistar; pero antes que dotarse de armamento ofensivo con el que repeler sus ataques, el mejor modo de combatir la dictadura de los mercados, salvo que se quiera sufrir el escarnio de una derrota prematura en las calles, es procurarse los medios más sagaces para desarmarla, y puesto que desacreditarla no parece causar el menor efecto subversivo —ella sola se basta para capitalizar a sus oponentes—, el primero de estos medios, contrasintiéndolo mucho, consiste en demostrar que se dispone de la presencia de ánimo necesaria para oponerse a sus maquinaciones incluso con la muerte...

El croquis se explica sin ayuda ni mayores incentivos, como las luces que te guían a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons