22.9.15

TELEONOMÍA

Los durmientes son colaboradores de lo que sucede en el mundo.
HERÁCLITO
Fragmento DK B75

Toda conducta regulada por la autoprotección del material genético guarda más afinidad con el reflejo atávico de una bacteria que con los espasmos de horror necesarios para vomitarse en la conciencia. No se dispone de ningún conocimiento capaz de volver favorable a la lucidez la pulsión de perdurar como especie, como tampoco nadie ha dado nunca un motivo desprovisto de engaño para prolongar la existencia cuando el mecanismo de connivencias hipnóticas que la preservan se revela inútil o, contra todo proyecto y distracción, se estropea.

Diríase que la brecha abierta entre la expansión cósmica y la surgida en el núcleo incontenible del ser consciente es un error que horada el muro del instinto de conservación y deja en adefesio la eficiencia constructiva del devenir natural.

Folio 76v del manuscrito Le Livre et le vraye hystoire du bon roy Alixandre (BL Royal 20 B XX), cuyas páginas encauzan un ameno recorrido simbólico que toma como protagonista a Alejandro Magno, a quien podemos ver explorando los límites del cielo, símil del microcosmos craneal, gracias al desempeño volátil de varios grifos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons