19.5.15

MENINOS Y MENINAS

No pido que gane el mejor, sólo que no gane el peor.
Félix de AZÚA
El gran momento de los enanos

Tras pasar no menos años de los que tárdase por ley en cursar la mayoría aparente de edad expuesto a las vicisitudes del adoctrinamiento interactivo en el estilo network del mundo (donde net podría funcionar en castellano como el acrónimo de la Nueva Empresa Total según el evangelio del consumo que predica publicidad y fabrica consumidores consumidos por una insatisfacción remozada hasta el infinito), mis arranques de alipori surgen incólumes cada vez que presencio a alguien atrapado en las escasas pulgadas de su celular porque, aun antes de que la digitalización masiva hiciera de estos artilugios el axis mundi de una necesidad tan absurda como imperiosa en ámbitos que no dejan de expandirse a costa de obturarnos la realidad inmediata, el rasgo que caracteriza con puntual fidelidad al hombre contemporáneo no va más arriba del ansia de rellenar con la prótesis perfecta la insuficiencia de valerse por sí mismo.

La ternura habitual que desprenden las ilustraciones de Garth Montgomery Williams desaparece en esta escena de pronóstico cruento titulada Charlotte's Web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons