8.11.11

NUNCIO DE MESTICIA



También se muere con esperanza. Éste es el castigo mayor.
Francisco NIEVA
El viaje a Pantaélica

El miedo a la soledad es el horror a la propia muerte representada en las cavernas de la individualidad lejos del coruscante juego de espejos que aporta el trato con los otros. Sin embargo, no puede haber indicios de lucidez sin salir al encuentro de la muerte que nos pertenece y a la que nos debemos como seres únicos, como sujetos refrendados por naturaleza con el artefacto errático de la singularidad. La vida es una interpretación de la muerte tan realista que induce a pensar que son distintas, mas todo lo que alcanza su madurez óptima desea extinguirse en el colofón de su apoteosis, estado de sazón en el cual se entienden perfectamente ambas, la vida y la muerte, mucho antes de que la acomodación a uno mismo transforme en una gurrufalla añascada de filfas y vanidades lo que prometía ser una hermosa decadencia...


El dragón sangrante es un fragmento del Rollo de Ripley, manuscrito del siglo XVI que pretende ser un compendio gráfico de las principales operaciones alquímicas. En cuanto a la sonriente Family Reunion inmortalizada a lápiz y carboncillo, se trata de una muestra del inconfundible trabajo de Laurie Lipton.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons