9.10.19

EL TRINO DEL UNO

Francesco de Melzi, Flora
Dios de la controversia,
concédeme el olvido
de las mentiras en las que pude creer,
otórgame el perdón
por las verdades que sostengo,
a las que quizás un giro de la tierra
vuelva falsas. 
Ida VITALE
Escepticismo

Intuyo simultáneos todos los momentos, coexistentes sin fisura ni excepción, y así arriesgo a creer que entiendo que los percibiríamos si nuestra incapacidad para aprehender como inmanencia disponible la ausencia de tiempo no hiciera de la sucesión un vehículo sensorial que extiende, como improvisada pasarela, la secuencia de un devenir que canonizamos en la imagen de una trinidad hecha de pasado, presente y futuro.

La línea causal, con su aparente discurrir, no surge sino como conveniencia adaptativa que vuelve transitable lo ininteligible en la ordinaria consunción de los días, hasta que la emergencia de una sincronicidad o de una paramnesia en la sarta de ficciones cronológicas vuelve patente que nada pasa, que el instante es único y eterno porque es entero.

No hay comentarios:

Ningún comentario publicado con posterioridad al verano de 2019 recibirá respuesta. Hecha esta declaración de inadherencia, aunque uno se sienta dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons