11.7.19

IMPLUME Y DESPLOMADO BÍPEDO

Adriaen van Ostade, Inn Scene
Algo innominado me obliga a pensar de una forma que me parece perfectamente estúpida en el momento en que trato de expresarme con palabras.
Hugo von HOFMANNSTHAL
Carta de Lord Chandos

De luna ausente venían Razón y Locura cuando en posada de beodos confluyeron. Nadie debidamente informado del discurrir venidero sospecharía albur de aleatoriedad en el careo, y como ambas, cada cual con el cimborrio de sus conjeturas hecho pulga, padecían un insomnio que solo la ciencia anterior a las vigentes dicotomías reputaría sanable, a falta de mejor divertimento dieron en trabar conversación.

—No te acerques demasiado, nada tienes que hacer conmigo —proclamó Razón—. Sé bien lo que me conviene y lo que no. 
—Solo sabes lo que te han enseñado quienes desconocían razones de mayor alcance que la ebriedad de las suyas —refractó Locura.
—Y eso, desmelenada, ¿cómo lo demuestras?
—Muy sencillo: por mucho que cambien, por distintos que parezcan sus rostros según la mudanza de tiempos y lugares, una madre reconocerá siempre a sus hijos allí donde los encuentre.

No hay comentarios:

Ningún comentario publicado con posterioridad al verano de 2019 recibirá respuesta. Hecha esta declaración de inadherencia, aunque uno se sienta dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons