14.6.15

ISÓTOPOS

Harmen Steenwijck, Vanitas
Hay un silencio que procede del desacuerdo con el mundo, y otro silencio que es el mundo mismo. Tomados en su significado más hondo, ambos constituyen una forma de audición, un fijar el oído a la consciencia para discernir qué nos escinde de cuanto nos rodea, qué nos separa de lo que somos.
Ramón ANDRÉS
No sufrir compañía

«No puedo con mi alma»: la primera confesión que me hago cada mañana al despertar será, también, la oración que invista con mi último suspiro la modorra eterna.

*

Todo lo que espero de mis semejantes es que no intenten convencerme de que cometo un error si no apruebo sus recetas para solventar los malestares del mundo.

*

Quien ve lo que quiere ver no ve sino lo que no ve y deja ver lo que no quiere.

*

El humanista, como último canónico, por encima de todo es alguien incapaz de imaginar factible que la especie sea propensa a actuar contra sí misma.

*

Imposible pronunciar amor sin llenarse el paladar de baba apostólica y sarro adolescente.

*

Como lo que hacemos nunca resulta tan relevante como lo que queremos, antes o después lo ordinario es concluir que nada de lo que otros hagan superará la insignificancia que hemos descubierto en nosotros.

*

La única esperanza que puede depositarse en el mundo es la de asistir a un espectáculo renovado de gentes que compiten entre sí, quizá sin ser conscientes, por ser más monstruosos que sus predecesores.

*

Por sublime e impoluto que nos parezca un acto, no llegar a vislumbrar la estupidez que lo motiva revela cuán imbuidos estamos de ella.

*

Tras la invención de la soledad, obrar prodigios es cuanto pidió el humano al cosmos en la intimidad intimidatoria de sus albores y por toda solución llegó al compromiso de trabar cuitas con un dios, que creyó irrompible, a quien poder atribuirle la autoría de la realidad suscitada por sus ensueños de juguete. 

*

Entre leer y escribir detecto una diferencia de potencial semejante a la habida entre consumir pornografía y fornicar. Y si la fantasía erótica refulge entre ambas como el rayo que en la tempestad une a fuego rugiente la tierra con las nubes, la inspiración poética hace del verbo la crisálida donde el concepto traduce su metamorfosis.

*

Materia y memoria, ¡qué ingentes nociones puso en sí el espíritu para cubrir de ornamentos su desnudez original!

*

Tal como marchan los asuntos terrenales, solo una reacción de asco apta para emprender grandes omisiones podrá no ya salvarnos del error que somos, sino ahorrarnos, que no es poco, la entronización ecuménica del ultraje.

*

De las religiones de masas a la hipertrofia del consumo, pasando por las más variadas credulidades políticas, ningún culto planificado ha tenido éxito sin contar en su capital de abusiones con los bajos fondos de una militancia impetuosa compuesta por aquellos que por haber sufrido en extremo se arrogan el derecho a exigirlo todo de los demás y castigarlos cuando no lo obtienen.

*

Según algunas fuentes mitológicas, los enanos eran la raza encargada de acumular el oro que sabían extraer, sin parangón, de las entrañas telúricas. Aun poco inclinado a la evocación mítica, nuestro presente, regido por seres de exigua talla espiritual, parece confirmar la alegoría.

*

Si educar consiste, en el menos calamitoso de los sentidos, en estimular los atributos más decentes contra la perversidad común, ¿por qué se permite a los clérigos y sus secuaces el acceso a los niños?

*

La dignidad es hija del conflicto, hermana de la autodeterminación y madre de la conciencia crítica que vela para que el intelecto no sea confinado a remar en una creencia u otra galera de moda.

*

Cuando el demócrata vitupera, no hay sujeto independiente que no se sienta señalado.

*

No son ciertas las cosas porque uno las perciba; lo son por la sencillez de acostumbrarse a soterrar que pueden ser ilusorias.

*

Aunque escasas, mis certidumbres son demasiado valiosas para confiarlas a la tutela de la vieja teología o al último grito del paradigma científico.

*

Pocas opiniones duelen tanto al lúcido como aquellas que comparte, sin haberlo pretendido, con la mayoría de sus coetáneos.

*

Hay quienes arrojan perlas a los cerdos con la promesa de convertirlos en leones y quienes echan sobras a los leones para verlos abreviados como puercos, mas a pesar de sus contrastes coinciden en la convicción de contribuir con sus labores al bienestar general. 

*

Los episodios más venerables que la historia de los hechos transmite son aquellos en que el ser humano se desenmascara en la impropiedad de venerar los hechos de la historia donde procuraba ocultarse.

*

La solución a los problemas fundamentales no pertenece a la historia; la historia solo se encarga de ilustrar con fundamento el enunciado que formulan los problemas irresolubles.

*

Cada resistencia vencida induce un parto de tedios sobre el cadáver de la realidad precedente.

*

Quien hace suya la guerra contra el lamentable efecto de las ambiciones de poder comulga con el poder de las ambiciones.

*

Mientras el manso acata pasivamente la norma, el transgresor la insemina de futuras mordazas con su comportamiento. 

*

Todo rebelde es sumiso a la idea de que la fuerza puede conducir a un orden mejor, por eso la verdadera insumisión concentra su vigor en el sabotaje moral a cualquier orden forzado, incluso si se trata de la hegemonía numérica bendecida por el pueblo.

*

Sorprende que a un hombre de juicio hecho y derecho no se le pueda vender como una decisión ventajosa el gesto de escupir contra el viento y luego acuda persuadido a votar.

*

Ocurre que el conformismo de unos debe enfrentarse periódicamente al conformismo de otros para facultar que ambos se conserven más homogéneos de lo que creen y menos libres de lo que piensan.

*

Nadie dotado de sensibilidad desearía la extinción repentina de la humanidad si de él en exclusiva dependiera, pero nadie que sea sensible puede desear de buena fe la proliferación desbocada de sus congéneres.

*

Animales competentes para el cadalso, en lo fetal se resume nuestra estrategia fatal.

*

Más que volver patente el temor a la destrucción de seres, los arsenales de armas nucleares dormidas denotan la devoción que el hombre siente por mantener en alza su pasión por construir y construir enseres.

*

Crápulas, sodomitas, gamberros y meretrices no son un signo peculiar de nuestra época, los hubo siempre por doquier. En el infierno actual, repleto de followers atolondrados por un lado, y de técnicos eminentísimos por otro que lo mismo ponen un satélite en órbita que arruinan un país para obtener los fondos necesarios para parchear un proyecto en las antípodas, estar a la altura de las circunstancias equivale a presentar credenciales de notoriedad ante el Satán de turno que lo regenta.

*

Ya quisieran, unos y otros, que la mayor de sus vilezas fuera la tendencia a encontrar en los demás buena parte del acervo de sus propias ruindades.

*

El progreso ya no acierta a disimular que los muertos del futuro hieden más que todos los finados pretéritos.

*

La tiranía abraza la eficacia no cuando extermina a sus opositores sin dejar rastro, sino cuando los rehabilita para su causa.

*

Los catecismos se diseñan para facilitar que los pobres de espíritu puedan seguir siéndolo de una manera rentable.

*

Ningún credo colectivo se inventó para resolver los problemas humanos, sino para que administrar como ganado a los humanos no suponga el menor problema.

*

Como primera medida para salvar a la humanidad de los desastres conocidos, las utopías se han dedicado a envilecerla con desastres sin precedentes.

*

La elevación de los ideales es compensada con creces por las bajezas de quienes los defienden.

*

El uso de mayúsculas en conceptos cuyo desenlace lógico acaece en la esfera política delata al usurpador que los ensalza: la Libertad, al esclavista; la Igualdad, al ladrón; la Solidaridad, al vengativo; la Razón, al falaz; la Patria, al asesino; la Justicia, al inquisidor; la Paz, al terrorista.

*

A lo sumo, la idea de éxito honra a quien la concibe, pero degrada a quien la adopta.

*

No cabe duda de que sumarse a las vehemencias de un movimiento social puede ejercer un poderoso efecto tonificante sobre el estado de ánimo, el mismo estado que prospera a medida que disminuye el sentido para discernir las sugestiones de las realidades. 

*

La objeción a implantar una renta básica universal debe ir más allá de los costes económicos que supondría para las arcas públicas, pues su consecuencia más nociva sería la promoción  de una clase social cautiva del gobierno que la ceba.

*

Existen inteligencias hechas para captar el detalle, otras idóneas para refinar la abstracción y la mía, qué tonta, teniéndose por lista al deslindarlas.

*

Las influencias que nos transforman en individuos pueden ser las mismas que nos convierten en calcos: todo depende de la aptitud para el significado que las analiza o de la predisposición al mimetismo que, simplemente, las remeda.

*

Se llama neutralidad a una opinión arraigada que, con nombre propio, solo podría entenderse como conveniencia.

*

Habría que distinguir en sociedad si el respeto, bien parvo, se debe a la importancia del ser singular reconocido en la persona o al dogma genérico que designa como importante repetir la regla de respetar por igual. 

*

Si no muere por mano propia, al espíritu libre se lo recordará como farsante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons