3.7.14

RESALTOS

Todo es nada, pero después. Después de haberlo sufrido todo.
Antonio PORCHIA
Voces

Mi cuerpo siempre ha sido demasiado joven para mi espíritu. Por más que se apresure, por mucho que envejezca, nunca lo alcanzará.

*

Ninguna presencia es tan necesaria que haga prescindible su ausencia e insoportable nuestra soledad.

*

Los amigos deben darnos la oportunidad de ser buenos o dejar de estropearnos con afectos que encajan mejor en los propósitos del adversario.

*

Hay soledades que ahogan y sociedades que asfixian, pero ni purgando los venenos de las primeras ni compensando el envilecimiento de las segundas puede uno cobijarse como en la serena aceptación de que unas y otras se exasperan mutuamente con sus pretensiones.

*

Hiperletalidad. Si pudiera descomponerme en un instante con sólo formular un pensamiento, me sentiría capaz de todo, incluso de no formularlo jamás.

*

Aligerarse. Vivir sin cargas, abandonar sin pesares: desde mi imberbe juventud, a través de los ciclos de aflicción y de alborozo, he tenido presente el primor de esta filosofía más allá de las crecientes obligaciones sociales, del porvenir nunca indigno de desdeñar y de las componendas por aventajar cualquier utilidad inmediata.

*

Una vez se cae bajo el sobretodo de la edad adulta, el camino principal se bifurca entre la fundación de una franquicia genética y cultural, o la dedicación exclusiva a uno mismo. Sabido es que ambos itinerarios conducen a un desastre anunciado, pero al optar por el primero, que algunos llaman familia, la proporción de deterioros y damnificados se multiplica.

*

¿Y tú, progenitor, me hablas de justicia? ¿Acaso es justo, so zopenco, traer a esta vida un ser que no te la ha pedido si tú mismo la arrastras como un mendigo cabizbajo a la espera de la limosna definitiva?

*

Gemelos. Cuando nací, mi madre dio a luz a mi mejor amigo y a la vera, entre tinieblas, puso a mi peor enemigo. Todos somos accidentes, pero a algunos se nos nota más que a otros.

*

Legado de humo. Las fuerzas son limitadas, la salud vulnerable, las alegrías volátiles, la voluntad engañosa y los años de pujanza veloces. ¿De verdad consideras que padecer fatigas por el éxito de una ambición es una causa respetable?

*

Me gusta caminar junto al abismo, donde la sensación de libertad es máxima... porque ningún paso cierto queda en falso.

*

La libertad que no sirve para servirnos, se disuelve en contacto con la falacia que la pregona.

*

La inmensa cantidad de esclavos que ratifican con su actitud cotidiana la posición en que se encuentran no bastan para justificar a todos los amos que no merecen mandar.

*

Entre las mediocridades que pasan por prendas de talento y las ignominias valedoras por el cuento propio o el ajeno, pocas deshonras hay más bochornosas que la de ser premiado por un gobierno habituado a convertir la disidencia en un asunto de orden público y a sus detractores en terroristas por el mero hecho de expresar actitudes críticas.

*

Al margen de los trazos finos que las perfilan, las ideologías revolucionarias y las reaccionarias comparten un rasgo cardinal: son tan genuinas en lo que refutan como mixtificadoras en lo que propugnan. Lo único, por tanto, que tengo a bien rescatar de sus idearios no son los argumentos, generalmente espurios y supeditados a una tema doctrinal, sino el genio demoledor de sus respectivos artefactos dialécticos.

*

Existen mentiras tan bellas e inteligentemente estructuradas, que al rechazarlas nos privamos del derecho a interpretar grandes verdades.

*

Las mayores locuras se engendran cuando uno se obstina en ajustar a la razón las asimetrías, rarezas e irregularidades que esparce la realidad.

*

De lo pésimo, al menos, puede afirmarse que suministra ocasiones para el noble ejercicio del sarcasmo; de lo que muchos estiman óptimo, en cambio, ¿qué cabe decir, sino evidencias eméticas?

*

Echar brillo al polvo. No importa que seamos escombros del universo si aún podemos soñar la arquitectura que nos ha derrumbado.


Estatuilla del siglo XIV que representa a un hombre salvaje, icono mítico en el medievo además de tesis que los procesos civilizadores hacen acreedora de interesantes monografías, como The Wild Man: Medieval Myth and Symbolism, un trabajo de Timothy Husband publicado a instancias del Metropolitan Museum de Nueva York.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons