11.10.12

ODA LETÁRGICA

Que todo sea diferente no significa que algo haya cambiado.
Proclamación anónima universal

La guerra contra el terrorismo no está concebida para ganar a los enemigos declarados, que son irreales, sino para que la gente real pierda su libertad en el miedo total a una vida fuera de control acosada por las pesadillas de un mundo privado del cerco ubicuo de la anestesia colectiva. Es otra de las ramificaciones perniciosas de la gangrena constitutiva del muñeco humano, un ser que sueña con el poder cercenador de un dios para ejercerlo contra la potencia creadora de su propio corazón resistiéndose a reconocer en ese anhelo demiúrgico la huella irredenta de los latidos desencadenados por su pulso imaginario.

La historia de la humanidad implica y da ejemplo del ocaso de los dioses. El hombre ha tenido que asesinarlos porque la presencia vigilante de cualquier dios vivo suponía una amenaza insoportable para la mitificación de su poderío, celosamente emulado a imagen y semejanza de aquéllos. En la última vuelta, rebote o reventón de su epopeya esférica, los pueblos han empezado a entender con un espejismo de lucidez que si Dios existe, ha de ser el amo de lo inmutable a cuenta de nuestra parálisis espiritual; lo que quizá no se comprenda debidamente, es que una vez que lo hemos puesto en circulación dentro de la materia como el astroso cadáver de un convicto arrojado a la panza del océano, somos nosotros los que debemos transformarnos en algo más que motores inmóviles de las apariencias.

La Madre Durga, trasunto victorioso de Shakti, la faceta femenina de la divinidad en el hinduismo, en lucha contra  el antidios Mahishasura, hijo de la unión del rey homónimo de los asuras y de la princesa Shyamala, de quien se prendó cuando estaba condenada a ser un búfalo, animalidad de la que proceden los atributos mutantes de su linaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons