9.1.08

El SEÑOR ENSOR Y LA BUENA MUERTE

Siempre he sentido una fascinación muy próxima a la atracción fatal por este lienzo que James Ensor pintó hacia 1897 y tituló, sin romperse el cráneo, La mort et les masques. Creo que como viñeta satírica contiene los ingredientes necesarios para perpetrar con gracia ese arte maldito que consiste en desnudar el mundo disfrazándolo; pero como espero la visita inminente del veterinario para mi vacuna periódica, debo concluir apresuradamente esta entrada y cerrar este anoréxico apartado crítico.

Sin más, os deseo que tengáis un día tan propicio como absurdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons