4.5.09

DE LA IMPORTANCIA DE GRITAR CUANDO TE ENCULAN


Gorda que tape, larga que tope y dura que dure.
Refranero popular

A propósito de la supuesta plaga que muy porcinamente se trata de airear con el título de pandemia por la acción de medios y mafias internacionales (no sé si en este orden, aunque para condolencia es lo mismo: comparten patrón), conviene recordar que los gobiernos nunca se han preocupado de proteger a la gente, a no ser que entendamos como tal la ocupación de poner al individuo a salvo de sí mismo; lo que ocurre es que el contagio del miedo sigue siendo necesario para proteger la salud del poder sobre la gente.

La oportuna ilustración de Fred Einaudi luce el candoroso título de Tulips.

5 comentarios:

  1. En tiempos de crisis, donde todo se ralentiza mientras la desesperanza de la ilusión volátil se decanta lentamente, el miedo es una buena fuente de energía humana. Sin miedo..., ¡madre mía!, no me imagino un mundo sin todas estas dosis de miedo mediático, medicalizado, pastoreado...

    ¡Pedazo de ilustración has puesto!

    ResponderEliminar
  2. Mayormente los muy conscientes o los muy inconscientes desconocen el miedo, afortunadamente para el que rige el dominio la mayoría somos los del medio.
    " Y simpre igual y siempre igual y siempre lo mismo".
    Esa ilustración va que ni pintada para tantos y tantos temas.

    Besos, sonrisas y abrazos estimado

    ResponderEliminar
  3. La campaña divulgativa de la gripe norteamericana ha sido un éxito. Puestos a pensar podría tratarse de un ensayo general. Más adelante surgirán nuevos motivos para inducir la obediencia ciega de la población, establecer nuevos controles fronterizos y finalmente dar una utilidad a los campos de concentración de EE UU, muchos de los cuales todavía están a estrenar.

    ResponderEliminar
  4. Por lo general simpatizo con las teorías conspirativas. Esta vez,tristemente algunos de mis amigos más queridos han sido contagiados con el famoso virus porcino, comprenderán entonces que esta vez no me identifique con la versión conspirativa. De cualquier modo, los amigos de quienes hablo son mexicanos, viviendo en México, ningún ha muerto, ni morirá. No sé de los supuestos casos extranjeros, tal vez ahí sí entre la conspiración, el experimento, el ensayo de medidas posibles para limitar definitivamente nuestras fronteras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Mis conocimientos no me permiten negar la existencia del virus y, por la misma razón, tampoco puedo aceptarla. Asimismo, como sujeto ajeno a los focos de propagación no dispongo de pruebas para asegurar que, en caso afirmativo, se trate de un producto encargado por algún organismo afín al tejido imperial estadounidense, pero si consideramos quienes son los beneficiarios y la política involucrada resulta que la suspicacia cobra visos de certidumbre. Llama la atención, por ejemplo, la extraordinaria semejanza de esta infección con los síntomas típicos de las "gripas" que padece un gran porcentaje de chilangos (uso este gentilicio con respeto, no se ofenda nadie).

    Me gustaría transcribir la respuesta de una buena amiga mexicana a mi pregunta por su visión de los hechos (2 de mayo):

    No creo que exista epidemia alguna, yo creo que es un negocio más de las corporaciones que gobiernan el mundo. Crean la enfermedad, inventan la epidemia y por supuesto nos venden la medicina. En México la psicosis es muy fuerte, hay letreros en las calles que advierten que están prohibidos los grupos de más de 4 personas, la ciudad está paralizada ya que casi todo está cerrado, tuve que caminar mucho para encontrar el internet por el cual te escribo. La gente que se atreve a salir a las calles anda con tapabocas (la imagen es muy apocalíptica), los que no lo usamos somos vistos de manera extraña. Y por supuesto las miradas de complicidad entre los que no creemos en esta historia es inmediata.
    Hay algo que no me gusta nada, desde que inició el año se crearon estrategias de ahorro del agua por falta de abastecimiento, se hicieron programas en los cuales no se surtía agua un fin de semana en cierta zona, esto iba rotando por las distintas zonas. Ahora los medios de comunicación constantemente alertan que te debes lavar las manos cada hora, lavar tu ropa diario, etc. Promueven un despilfarro que me temo terminará con el poco abastecimiento que ya teníamos. Ya crearon una crisis económica, pues la gente no puede ir a trabajar y nadie está recibiendo dinero. No entiendo hasta donde se van a atrever a apretarnos con esta situación. Y curiosamente esta parálisis la calendarizaron durante días en que iba a haber distintas marchas por lo del primero de mayo y por lo de Atenco.
    Las opiniones de la gente son encontradas. La mayoría cree fielmente en la epidemia. Para mi es una farsa absoluta, a los gobiernos nunca les ha importado la salud de la gente, de hecho se lucran con ella.

    ResponderEliminar

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons