25.9.08

SUCINTA DISTINCIÓN GEOPOLÍTICA CON ANALOGÍA DE REMATE


- País es el conjunto de pueblos y territorios regidos por las mismas leyes e instituciones políticas.

- Estado es el aparato encargado del control social y la distribución del poder en un determinado país.

- Nación es el colectivo de personas vinculadas entre sí por un sentimiento (no necesariamente falso) de origen común, el uso de una misma lengua y el acervo que representan sus hábitos y costumbres.

- Patria es el apelativo que adopta el Estado cuando pretende mitificar sus objetivos de cara a sus súbditos y magnificar su importancia en relación con otros Estados.

- Potencia, grado inmediatamente inferior al de superpotencia, es la situación ascendente de un Estado que se ha entrenado lo suficiente para emprender con bastantes probabilidades de éxito agresiones militares a otros países y provocar desastres financieros en la economía mundial, situación que la convierte por derecho propio en algo digno de tener un espacio reservado en el tablero de juego internacional.

Si la geografía política fuera un supermercado, en circunstancias idóneas un país sería un envase, el Estado su forma, la nación su contenido, la patria el etiquetado y la potencia el lugar que ocupa en la galería; no obstante, la realidad dista mucho de producir tales condiciones, por lo que resulta harto frecuente encontrarse países, como España, donde parecen coexistir varias nacionalidades pero ninguna propiamente española, así como pueblos desprovistos de país, como los palestinos, y naciones, como la judía, que pese a estar repartida entre varios países dispone de recursos para coordinar sus fuerzas como una auténtica potencia.

En la ilustración, el mapa de Marco Vipsano Agripa (confeccionado alrededor del 20 AEC) que muestra los dominios del Imperio Romano bajo el reinado de César Augusto, quien inauguró el periodo conocido como pax romana.

1 comentario:

  1. Que buena reflexión. Ha sido un gusto leerte, como siempre.

    Otro abrazo

    ResponderEliminar

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons