15.10.07

SUJETO Y PREDICADO

Andy Goldswhorty
El mundo es una variable de variables que se comporta según el agente que participe en su misterio, de manera que para unos la voluntad es un poder, la forma suprema de manifestar el querer, mientras que para otros supone una carga, la condena inexorable que debe ser cumplida día tras día como un calvario recurrente. La ironía reside en que ambos, a pesar de todos sus esfuerzos, puede que sólo estén representando los designios de un sueño envuelto en inaprensibles capas de sueños mayores, pues en ninguno de los roles pasan de estar profundamente dormidos, lejanamente despiertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque uno sea por defecto dueño de lo que calla y prisionero de lo que dice, por aquí gustan las cabezas que no marchan al pie de la letra.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons