13.6.09

EL ARTE DE LA FUGA


Evoca las formas. Cuando no tengas nada más inventa ceremonias e infúndeles vida.
Cormac McCARTHY
La carretera

En el silencio turbio de una noche privada de grillos y de estrellas, un perro ladra como si un borracho intentara ladrar como un perro. Una sombra veloz más opaca de lo habitual se aproxima y, antes de que pueda determinar su posición, el contacto brusco en la nuca con una sustancia tibia y animada que bien podría ser el saludo de una mano amiga o tal vez el hocico de una rata hambrienta del tamaño de un dogo. Sé que me muevo por terreno peligroso y, sin embargo, hago caso omiso del miedo porque llevo conmigo un poderoso talismán: el mismo pánico reflejado en la claridad de mis ojos mientras hierático lo contemplo atravesado por un bronce de estigmas. Quizá un instante atomizado; quizá la placenta de una experiencia absoluta. A quien ha visto el colapso de cerca sin abandonarse al delirio le serán cegados todos los refugios y el abismo lo perseguirá camuflado en los actos más frívolos, especialmente en las situaciones que se anuncian relajadas e inofensivas, de tal modo que un mínimo detalle que capte su atención en el tránsito de una distracción reanudará su angustioso tango con la muerte, cuya agilidad sobrehumana está muy por encima del bien y del mal; tanto, que durante esa danza macabra nadie ha conseguido propinarle un pisotón.

- ¿Ya te estás poniendo solemne?
- Vaya, otra vez tú.
- Querrás decir tú.
- ¿Yo?
- ¿Hay alguna diferencia?
- Sí. Al contrario que otros, yo sé quien soy, mas ignoro donde me dirijo y, cuanto menos lo sé, más me soy.
- Más me soy, más me soy... tonterías. Solamente se tiene lo que se da.
- De acuerdo, acato tu lógica: ¿qué acto puede equiparar en generosidad a la hermosa libertad de poder abandonarlo todo sin prisas ni dilación?
- El amor.
- Pensaba que te gustaba hablar de cuestiones menos mundanas.
- El conocimiento quema a quien lo toca, mientras que el amor vuelve intocable lo que quema.
- Entonces, ¿qué queda del amor al conocimiento?
- La perversión de querer hurgar en el dolor de ser carbonizado.
- Hubiera bastado con terminar la frase en un rotundo dolor de ser.
- Detecto cierto cansancio existencial en esa actitud preciosista.
- Puede. Nada me cansa tanto como el oficio de ser persona. No tengo vocación para ello. Incluso estoy dispuesto a concretar que nada humano me es ajeno porque todo lo propio me resulta sospechosamente inhumano.
- La receta es simple: ponte fin.
- Parece que cuando te hastías de ser lo consecuente es suicidarse, pero el deseo de abdicar revela que todavía se sufre de una conciencia deudora, puesto que nace y nos deja varados en lo más humano que hay en uno.
- Cuídate, muchacho. A la locura también se llega por un exceso de razón y, una vez allí, no hay razón que valga para escapar.
- Loco es quien comete locuras; el sabio solo las piensa.
- A mí me basta con sentir a través de lo que pienso y pienso que quizá esté sintiendo demasiado.
- ¿Demasiado? Te explicaré lo que es demasiado: el mundo gira a merced de la imaginación y la imaginación se expande alrededor del cerebro, donde florecen y se extinguen otros mundos que no tienen cabida en este.
- Vale... yo también te quiero.
- Tranquilo, no te voy a corresponder.
- Es una lástima. Al superponer nuestras respectivas ilusiones encontraríamos una materia perfecta para hacer realidad nuestros temores.
- Muy agudo. No seré yo quien impugne tu lindo epigrama. Y ya que tocas el tema, no estaría de más que te sincerases: ¿qué tal te ha ido con ella?
- He vuelto a comprobar que las mujeres son portadoras de un poder telúrico capaz de volver locos a los hombres. No es la tentación de llenarlas lo que conjura al varón, sino la pasión de vaciarse hasta perderse en ellas.
- Te comprendo. He padecido más a causa de mis amores que por la suma de mis dislates, accidentes y decepciones recolectadas en otros campos.
- Cuando la ilusión de conquistar a una mujer ataca el sistema nervioso, se requiere una inmensa voluntad de fuerza para no rendirse a la ebriedad de correr tras sus encantos, y un esfuerzo sostenido para lograr convivir serenamente con el ineludible proceso de idealización, de cuyos efectos adictivos lo menos que puede decirse es que actúan como una incubadora de estupidez.
- Bravo, me has quitado el párrafo de la boca.
- ¿Qué boca?
- ¡Ironía! Casi olvido que tengo una espada clavada en la frente con una inscripción que me recuerda que ni su acero ni mi cabeza existen.

Seguro que habéis identificado el talento de Edvard Munch en El asesino.

4.6.09

INSTANTÁNEA


Es increíble la disposición que tiene el hombre moderno para creer.
Benito MUSSOLINI

– Míralos: se lanzarían sobre mí con la misma facilidad para implorarme unas caricias que para arrancarme el corazón.
– La amenaza que suponen tus ideas no les preocupa tanto como tu forma de pensar sobre ellos. No es por el contenido de tus palabras, que quizá crean entender, sino por tu facultad para desnudarlos con lo que callas.
– Puede que en su mayoría no me comprendan, pero desde luego me conocen lo suficiente.
– Eso es justo lo que más temen.
– Y tú, ¿cómo lo sabes?
– Porque también soy uno de ellos.
– Mientes.
– ¿De verdad?
– No podrías confundirme aunque quisieras, estás solo.
– No del todo. Cierra los ojos y comprobarás que me sigues viendo.

Acto seguido, se intentó convencer de que no pensaba lo que hacía y golpeó el espejo con un impulso que no era ni la sombra de su propósito, pues una multitud de rostros circunspectos se superponía en los añicos a la visión parcial del suyo propio.

A cargo del pincel de Mitsuyoshi Haruguchi, la metamorfosis A Man and a Woman.

1.6.09

ZOMBIS, VOTANTES Y OTRAS CALAMIDADES



Considerando en toda la extensión de niveles el estado actual de la política, que por otra parte todavía se rige por criterios tan falsos y maniqueos como pudieron serlo en el más cerril señorío medieval (los ultraconservadores deberían sentirse tranquilos, puesto que poco han cambiado los fundamentos primarios de la estructura social), lo más decente que puede hacer una persona lúcida es entrenar con elegancia su más profundo desprecio, el arte pirrónico de poder agraciarse suspendiendo el juicio. Sin embargo, eso no quiere decir que debamos renunciar al ejercicio de la crítica y la exploración ideológica, que a menudo nos reserva frutos exóticos dignos de ser paladeados.

Hace unas horas, mientras buscaba datos para ensanchar mi conocimiento sobre netocracia, agorismo y otros afluentes minoritarios por los que navega la disidencia, me encontré con la página de un partido extraparlamentario que nos propone un test de 25 preguntas a propósito de las próximas elecciones europeas. Y aunque está enfocado sobre todo a opinantes españoles, manejan conceptos que en realidad son de interés universal. Me ha gustado el equilibrio atípico entre momentos irónicos y vocación panfletaria con que están tratados muchos de los planteamientos; dicho esto, estoy lejos de suscribirlos en su totalidad y, por ello, prefiero hacerme eco del cuestionario sin servir de propaganda al sitio donde se aloja el documento original. Podría citar en compensación un afán de neutralidad en el que nunca he creído, así que por una vez me permitiré el lujo o la prepotencia de no mencionar la fuente y concluiré mi maniobra evasiva de intervención con un copia-pega del que espero recibir abundante polémica:


1. ¿Está de acuerdo con el mantenimiento de bases y tropas extranjeras en territorio español? ¿Acaso no constituye una forma de invasión?

a) Totalmente en contra, no tenemos necesidad de ser tutelados por otros países.
b) Quizá deberíamos volver a definir nuestro papel en la OTAN sin desmarcarnos.
c) Estoy de acuerdo, son nuestro baluarte.

2. ¿Considera útil que España desarrolle la bomba atómica como un aval para su autonomía en cuestiones de relevancia internacional donde actualmente no goza de una soberanía efectiva?

a) Sería una conquista.
b) No, tenemos que dar ejemplo en la lucha contra la proliferación de armas.
c) Descabellado de principio a fin.

3. ¿Le parece oportuno plantearse la necesidad de implantar un control global de natalidad que permita coordinar el crecimiento demográfico con el desarrollo económico?

a) No solo oportuno, sino urgente.
b) Se trata de un problema secundario.
c) Ahora y siempre está fuera de lugar.

4. ¿Justificaría la apertura de nuevas centrales nucleares como alternativa al uso intensivo de combustibles fósiles hasta que las energías renovables puedan suplir sin carencias al modelo energético vigente?

a) No veo otra alternativa eficiente a corto plazo.
b) Lo que diga la mayoría.
c) De ningún modo.

5. ¿Es importante para la libertad de las instituciones públicas su completa desvinculación de las organizaciones religiosas?

a) Es crucial.
b) Me deja indiferente mientras cada uno pueda escoger sus creencias.
c) Lo considero improcedente. La religión vela por la vertebración moral de la comunidad y presta un auxilio insustituible a los más necesitados.

6. ¿Se opondría a gravar mediante un impuesto especial los cultos religiosos por el riesgo de integrismo que representan siempre y cuando los ingresos derivados de su recaudación se traduzcan en un fomento directo del conocimiento, como la investigación histórica y científica?

a) Secundaría la iniciativa.
b) Es una propuesta delicada, tal vez sea preferible no provocar a los fanáticos.
c) Me opondría radicalmente.

7. ¿Cree que sería beneficioso para Europa el acercamiento a Rusia al objeto de fortalecer un bloque de interés geoestratégico frente a la subordinación a los USA?

a) Volver a una política mundial de bloques facilitaría el equilibrio de un empate táctico entre potencias rivales.
b) A excepción de algunas aventuras militares infaustas, tampoco nos ha ido tan mal como aliados de Estados Unidos, país que defiende como ningún otro la causa de la libertad.
c) Sería perjudicial hacer tratos con esos mafiosos.

8. ¿Estaría dispuesto a desviar más partidas presupuestarias procedentes de los impuestos para aumentar los servicios sociales y cubrir las carencias de los existentes, como por ejemplo la garantía de un salario social básico?

a) Sí, el fin primordial de una buena gestión es asegurar la calidad de vida de los contribuyentes. Cuanto mejor vive la gente, mejor funciona la sociedad.
b) Eso es como desnudar a un santo para vestir a otro.
c) Para nada, hay que aliviar la presión fiscal.

9. ¿Le parece lícito un sistema financiero diseñado para que en las fases de crecimiento económico una minoría acapare irresponsablemente los beneficios, mientras que en tiempos de crisis la mayoría deba ser quien sufra las consecuencias de los errores y abusos cometidos por los grandes especuladores?

a) El sistema no tiene errores, el error es el sistema.
b) Sometido a ciertas reformas, el sistema resultaría aceptable.
c) El problema es que siempre se echa la culpa a quien más invierte.

10. ¿Retiraría su apoyo a las políticas económicas que aplican el criterio de ser débiles con los fuertes y duros con los menos favorecidos?

a) De inmediato.
b) Alguna razón han de tener esas políticas para que tantos economistas las aconsejen.
c) De ningún modo, es una manera de compensar y cribar fallos.

11. ¿Tendría inconveniente en que el Gobierno, amparándose en el artículo 47 de la Constitución, legislara en favor de la inembargabilidad de la vivienda y decretara la liquidación de créditos hipotecarios injustos a modo de compensación por el endeudamiento masivo al que ha dado lugar la colusión entre usura bancaria y especulación inmobiliaria?

a) Ya era hora de una amnistía hipotecaria.
b) Estaría a favor de la inembargabilidad y de la dación en pago, pero liquidar créditos sería demasiado.
c) Aunque a corto plazo parezca injusto, el mercado debe ser libre a cualquier precio. Nuestro desafío de cara al futuro es separar la economía del Estado.

12. Cuando se habla de recortar el gasto público, ¿no resultaría más lógico hacerlo por arriba prescindiendo de instituciones superfluas que no aportan riqueza ni utilidad general, como la Corona, en vez de hacerlo por abajo mermando recursos destinados a respaldar el bienestar social y la conservación de infraestructuras?

a) Lo racional es quitarle a quien más tiene y menos aporta.
b) Habría que hacer un recorte general aplicando a todos el mismo criterio.
c) El Estado está sobredimensionado y si uno no puede costearse su bienestar, siempre le queda la beneficencia.

13. ¿Sería favorable a que la Administración dejara de subvencionar cámaras de comercio y sindicatos, así como a cualquier otra asociación de clase, a fin de evitar la adulteración de las partes implicadas en los conflictos laborales?

a) Sí, disfrutan de unos privilegios y de un grado de corrupción cuyos antecedentes hay que buscar en el corporativismo fascista.
b) No, porque permite a la Administración conservar la imparcialidad entre partes enfrentadas.
c) La Administración no solo debería dejar de financiar a los sindicatos, sino que tendría que apartarlos de la legalidad.

14. Si un estudio previo demostrara el ventajoso impacto económico de una reforma agraria basada en el cultivo de cannabis, ¿sería partidario de que el Estado dedicara los medios necesarios para la creación de una fuente pública de rentabilidad y empleo basada en la producción de marihuana?

a) Sería una buena oportunidad para reactivar la economía.
b) Soy partidario de despenalizar las drogas, pero nunca permitiría que el Estado negociara con ellas.
c) El narcotráfico es intolerable en cualquier situación y el Estado debería tener más atribuciones para perseguirlo con mano de hierro.

15. Puesto que nos encontramos en un proceso de profundo cambio de los sistemas de intercambio, almacenamiento y transmisión del conocimiento, ¿encontraría apropiado que el acceso a internet con unos requisitos mínimos de ancho de banda, así como el intercambio de archivos entre usuarios, fuera reconocido como un derecho fundamental?

a) Es imprescindible para enmendar el analfabetismo que supone quedarse fuera de las nuevas tecnologías.
b) De estimular el uso de internet desde los poderes públicos a reclamarlo como un derecho hay una exageración de conceptos.
c) Poner un exceso de información al alcance de cualquiera es una locura.

16. A nadie le agrada que personas intelectualmente inferiores o menos preparadas tomen decisiones cuya magnitud rebasa su capacidad de comprensión, especialmente en situaciones donde ostentan una posición prominente. ¿Estaría de acuerdo con impedir el acceso a cargos públicos de elevada responsabilidad a los políticos que en los debidos test psicotécnicos y de inteligencia mostraran un nivel inferior al de la media europea?

a) Es uno de los requerimientos exigibles a los que dicen ser nuestros representantes.
b) Todas las personas, con independencia de su cociente intelectual, tienen derecho a ocupar puestos de responsabilidad si los ciudadanos les otorgan su confianza.
c) Las virtudes morales deberían prevalecer sobre cualquier otro criterio de selección.

17. Uno de los principales motivos de la desafección que aleja a los ciudadanos de los parlamentarios y suscita más rencores hacia los gobernantes es la escasa fiabilidad de los políticos para mantener sus promesas electorales. ¿Le parece correcto determinar algún tipo de relación contractual que implique la destitución de los órganos electos cuando incumplan su palabra dentro del plazo fijado?

a) Estoy de acuerdo: en una democracia auténtica los representantes están para servir al pueblo, lo contrario es un fraude.
b) El remedio sería peor que la enfermedad por los desórdenes que desataría.
c) Los políticos temen tanto a la opinión pública que un gobierno atado a esa restricción sólo puede hacer una política débil.

18. Los medios de comunicación conceden un interés desmesurado a los nacionalismos, presumiblemente porque así se eluden otros asuntos más preocupantes o menos manejables, pero si tuviera que esclarecer su postura al respecto, ¿con cuál de las siguientes opciones se siente más afín?

a) Sometería a plebiscito las peticiones de cambio en el ordenamiento territorial siempre que exista la necesidad de ello.
b) En el marco de las Autonomías pueden coexistir en paz todos los nacionalismos.
c) Una de las prioridades de la política nacional tendría que ser la unidad indivisible de España.

19. ¿Cómo encauzaría el dilema entre privatizar o nacionalizar sectores económicos claves?

a) El Estado debería expropiar las empresas construidas con dinero público que fueron entregadas a manos privadas y adquirir o lograr una participación significativa en otras que pueden afianzar su prosperidad. 
b) El Estado debería competir con las grandes empresas asumiendo las mismas reglas de mercado.
c) Las empresas públicas no son competitivas, y el Estado ya tiene demasiadas  participaciones industriales.

20. La dependencia que tienen los Estados de los bancos centrales en los actuales regímenes capitalistas es, cuando menos, llamativa. ¿Qué opinión le merece?

a) Mientras el dinero fiduciario sea la pauta, los Estados y la sociedad serán cautivos de las entidades financieras. Bien entendida, banca pública significa que nadie acapara el monopolio de emitir dinero, es decir, que todos tenemos derecho a imprimir billetes y acuñar monedas siempre que nuestro dinero no sea una falsificación de otro existente y podamos respaldarlo con una reserva de metales preciosos o alguna promesa tangible de pago.
b) Todo lo que aproxime el poder político a la emisión del dinero es una amenaza contra la libertad económica.
c) Afirmar tal dependencia es un error de juicio deliberado.

21. ¿De qué forma regularía el flujo de inmigrantes no europeos?

a) Puesto que la inmigración desbocada ha sido aprovechada por la gran empresa en perjuicio de los trabajadores nacionales, además de cerrar las fronteras habría que exigir a la patronal y a los sindicatos consentidores que sufragaran conjuntamente el coste generado por quienes han trabajado como ilegales hasta que se produzca su repatriación.
b) Es un deber humanitario abrir la puerta a quien nos pide asilo.
c) Las mercancías y capitales deben circular sin trabas, pero la inmigración descontrolada de miserables constituye una epidemia.

22. ¿Considera justo que una reforma electoral de gran calado contemple la abstención, el voto en blanco y el voto nulo como expresiones políticas activas?

a) Solo una democracia fingida que presume de ser lo que no es se empeñaría en rechazar la disidencia.
b) Como fuerzas simbólicas son dignas de respeto, pero no deberían tener efectos políticos.
c) El voto debería ser obligatorio y quien se abstiene o vota mal no tiene derecho a quejarse.

23. ¿Aprueba la inserción de la muerte voluntaria en la Declaración Universal de Derechos Humanos y, en consecuencia, su plena protección jurídica como un derecho acogido a las prestaciones de la Seguridad Social?

a) Impedir la muerte de quien la desea y prolongar artificialmente una agonía constituyen actos de crueldad que atentan contra la unidad básica de la sociedad: el individuo.
b) Lo aprobaría en las variantes donde el enfermo pueda darse muerte sin implicar a terceras personas.
c) Hay que ser muy cínico para dejar que un crimen se convierta en un derecho civil.

24. ¿Piensa que en nuestra legislación penal abundan los crímenes sin víctima, como es el caso de los delitos contra la salud pública, la bandera, el medio ambiente, etc, gracias a los cuales se pretende condenar la conducta por un supuesto daño que no recae sobre nadie en particular?

a) Así es, y son verdaderas trampas totalitarias.
b) Es posible que esos crímenes no resulten lesivos para otras personas, pero la ley es preventiva y hay que acatarla.
c) Hemos pasado de la libertad al libertinaje, pues también hay crímenes contra la moral que no se condenan.

25. Si todas las asignaturas centradas en impartir doctrinas morales (y Educación para la Ciudadanía no es una excepción) fueran reemplazadas por materias dotadas de contenidos más didácticos, como primeros auxilios, prácticas culinarias, nociones de oficios varios o instrucción militar, ¿mostraría alguna objeción?

a) Ninguna, valoro de forma positiva la educación pragmática. La moral es un asunto privado de cuya responsabilidad deben ocuparse las familias.
b) Me opongo a sobrecargar a los escolares con esas asignaturas.
c) No una, sino muchas: además de conocimientos académicos, los centros docentes tienen la obligación de inculcar valores morales.


AUTOEVALUACIÓN


a = 1 punto
b = 2 puntos
c = 3 puntos

  • Si tiene 25 puntos, enhorabuena, puede sentirse orgulloso de que su coherencia iguala a la de nuestros más sesudos asesores.
  • Si el cómputo se sitúa entre 26 y 30 puntos, tranquilo, todavía puede encontrar el buen camino.
  • Si supera los 30 puntos, debería preguntarse si tiene ideas propias.
  • Si ha llegado a 75 puntos, usted proporciona una razón poderosa para cuestionarse el provecho del sufragio universal.
En la parte superior, Jeremy Geddes nos propone un entretenido método de lucha contra las tinieblas del alma con el hiperrealista Saint Jeremiah Finally Receives Illumination.

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons